viernes, 9 de abril de 2010

Demagógico manifiesto del jurado de los Premios Taurinos de la Diputación de Valencia.

.
ASEGURAN QUE: "LAS MANIFESTACIONES MÁS HERMOSAS DE LA CULTURA ESPAÑOLA ESTÁN LIGADAS A LA FIESTA, QUE GRACIAS A LAS DIVERSAS EXPRESIONES ARTÍSTICAS ADQUIERE, DÍA A DÍA, SU VERDADERA DIMENSIÓN DE LEYENDA".
. .

Con motivo de la entrega de trofeos de la Feria de Fallas 2010, el jurado de la Diputación de Valencia emitió un manifiesto para defender y apoyar la tortura y el asesinato de toros y caballos en estos "momentos tan controvertidos", diciendo que la tauromaquia es "sinónimo indisoluble y armonioso de la cultura española con mayúsculas".
.
Para este jurado, "las manifestaciones más hermosas de la cultura española están ligadas a la fiesta, que gracias a las diversas expresiones artísticas adquiere, día tras día, su verdadera dimensión de leyenda".
.
Asimismo, considera que el toreo "ha sido y es motivo de profunda inspiración y verdadera musa de artistas de todos los tiempos, superando en sí misma y por su grandeza, cualquier frontera física o ideología política". En concreto, hace referencia a artistas que "han compartido y comprendido la profunda fascinación" por este mundo, como Goya, Picasso, Bergamín, Ramón Gaya, Antonio Machado, Alberti, Lorca, Brines, Barceló o Miguel Hernández.
. Al respecto, el escrito señala que el toreo "es un mundo cultural de incalculable valor que ha llevado a esos geniales creadores a expresar sus inquietudes artísticas a través de diversas manifestaciones e interpretaciones y que siempre han revelado la importancia del toreo, de su inconmensurable nobleza y estética".
.
Por todos estos motivos el jurado defiende que los toros "son una fuente de emoción estética, de transmisión de conocimiento acerca del vivir, con su peligro y su muerte, con su alegría de luchar y su final trágico, porque su tradición y su nobleza han inspirado el arte de todos los tiempos".
.
De este modo, el escrito hace referencia a las "virtudes que resalta el poeta valenciano Carlos Marzal" en relación a los toros, y considera que "quien no sepa ver eso, debería pararse a pensar, porque se está perdiendo un motivo de placer, pero sobre todo una fuente de sabiduría".
.
Por ello, el Jurado de la Diputación manifiesta que "el toreo forma parte de la cultura, no la de unos pocos, sino la de todos, y es por ello que se debe reivindicar su carácter de patrimonio único y demandar la defensa de este arte, que forma parte de la brillante historia cultural española".
. Como siempre, los defensores de la tauromaquia se aferran al pseudoargumento de que la tauromaquia es arte y cultura para no encarar de frente las críticas fundamentales que hacemos los defensores de los animales: Que el interés de un toro por evitar el sufrimiento y continuar vivo está por encima del interés de los taurinos en disfrutar con la tortura y asesinato de estos animales. Nos da igual si la tauromaquia es o no arte, ó si es o no cultura. La cuestión importante es que es injusta.
.

Fuente: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . http://www.igualdadanimal.org/noticias/5382


EN LA PLAZA DE TOROS VIVE EL DOLOR DE LOS MUERTOS

PUBLICADO POR RICARDO MUÑOZ JOSÉ.

http://linde5-otroenfoquenoticias.blogspot.com/2010/04/demagogico-manifiesto-del-jurado-de-los.html

2 comentarios:

Spooky dijo...

Menuda panda de asesinos!!!!

Fin Maltrato Animal dijo...

Hola Compañero,

Hace unos días me llegó un correo que decía algo así: "Hablan de arte, de poesía, de cultura, de empleo, de tradición... es tortura, ¿no?, pues no hay nada más que decir".

¡Cuánta razón! De todos modos, seguir dando pábulo a los argumentos de estos necios aunque sólo sea para rebatirlos, creo que es perder el tiempo, por más que la cordura y la sensibilidad inviten a responderles siempre con razones que harían callar al digno, labor imposible con los depravados.

Hay otros también sobrados de necedad y de egoísmo. Su única diferencia es que cada ciertos años pueden no renovar prebendas y eso les hace no ser más justos, pero sí un poquito más cuidadosos, o hipócritas, o interesados. El caso es que creo que debemos de reservar tiempo y trabajo para intentar llevar la buena moral a estos, los políticos, mientras los otros siguen asesinando en nombre de Picasso, Hemingway o Fernando VII.

Estoy mucho más ausente de lo que desearía, querido Ricardo, por motivos que tú bien conoces. Pero regresar a este lugar, aunque sea por el momento con menor frecuencia de la que desearía, es llenar de oxígeno los pulmones, de esperanza el corazón, de luz la mente y de alegría la mirada por encontrarte aquí, como siempre, luchando con armas que tan bien manejas.

Un abrazo y Salud.