viernes, 5 de junio de 2009

En pocos días el "Toro de Coria" salpicará España con sangre y vergüenza.

.
LA SOMBRA SINIESTRA DE LA BARBARIE YA PLANEA SOBRE NUESTRAS CABEZAS
.

EL "TORO DE CORIA", CON SU MENSAJE DE MUERTE, DESPUNTA POR EL HORIZONTE
.
.

ASÍ EMPIEZA LA "DIVERSIÓN".

LA GENTE, ENTRE BURLAS Y CARCAJADAS, LE ARROJA DARDOS.


DARDOS QUE HASTA HACE POCO LOS FABRICABAN LAS MONJAS DEL CONVENTO DE CORIA

LOS DARDOS SE CLAVAN EN LOS OJOS, EL MORRO, LOS TESTÍCULOS, Y EN TODO EL CUERPO.


CUANDO EL DOLOR ES INSOPORTABLE, EL TORO INTENTA HUIR.


FINALMENTE EL TORO CAE, Y ENTONCES, TRAS UNA LARGA AGONÍA QUE ENTUSIASMA AL PÚBLICO, EL "MATADOR" LO MATA DE UN TIRO. UN GESTO DE COMPASIÓN, YA QUE NO HACE MUCHOS AÑOS LE CORTABAN LOS TESTÍCULOS ANTES DEL TIRO DE GRACIA.

.
Y, POR SUPUESTO, ¡SE LO COMEN!

¡ÉSTO ES CULTURA! ¡VIVA LA CULTURA!

El Ayuntamiento de Coria define así éste evento de honda raigambre cultural:

Con la entrada del solsticio de verano se inician nuestras milenarias Fiestas de San Juan rememorando antiguos ancestros que giran alrededor del culto al Toro.
Patrimonio Cultural e Historia viva de una Ciudad, que configuran las señas de identidad de un Pueblo que vibra, con esta original costumbre de correr toros por el recinto intramuros del Casco Histórico Amurallado, generando un ambiente de incertidumbre, valor y riesgo en cuantos participan activamente de estas Fiestas declaradas de Interés Turístico.
Una cita ineludible de obligada presencia para todas aquellas personas que quieran disfrutar durante estos días de esta singular tradición popular de una Ciudad, declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico que, desde el 23 al 29 de junio, abre acogedoramente sus puertas para mostrar su rico Patrimonio Histórico-Artístico y Cultural heredado. -
Entrar AQUÍ
Artículo de Julio Ortega Fraile:

http://findelmaltratoanimal.blogspot.com/2009/06/el-toro-de-coria-ya-esta-en-el-corredor.html

2 comentarios:

Fin Maltrato Animal dijo...

Así estamos amigo Ricardo, somos un País con viruela, marcada como está nuestra geografía por incontables puntos donde la crueldad se anuncia en folletos, páginas municipales y carteles.

Por cada uno de esos estigmas asoma la estupidez y la brutalidad que recogemos como si fuesen a acabarse mañana, sin embargo a ellos arrojamos la ternura, la inteligencia y la cultura.

Contemplando el maltrato a los animales como un acto deleznable y profundamente desagradable me pregunto, al igual que harás tú, que cómo es posible que haya personas a las que les resulte agradable acosar a un toro, herirlo y ser testigos de su muerte.

Si trato de encontrar una respuesta sólo soy capaz de aferrarme a una explicación: que padecen algún tipo de desorden mental. Sin embargo parecen gente corriente y actúan como tal cuando no están poseidos por esa fiebre de ferocidad y perversión que muestran cuando se juntan y convierten en una caterva sádica.

Como siempre, lo que más me llama la atención es la indiferencia de los responsables políticos ante estos hechos. Es terrible pensar que estamos gobernados por individuos que consienten y sufragan la tortura de seres vivos. Realmente da miedo asumir ese hecho y sobre todo, produce desesperanza, porque no se vé en ellos el menor atisbo de querer poner fin a semejantes salvajadas.

Y pensar que esos toros están todavía vivos, pero que los preparativos para que sean torturados y asesinados siguen adelante sin que lo impida quien puede hacerlo es como un mal sueño, sin embargo, para ellos, será una realidad espantosa y letal.

Vuelvo a sentir vergüenza del ser humano, una vez más, ¡y van tantas!.

Salud Compañero.

Julio Ortega

Mónica MV dijo...

Me disponía a realizar la búsqueda de información para realizar un logotipo sobre fiestas de toros, cuando me tope con esta pagina que me lleva a reflexionar sobre mis principios, de manera que y a pesar que el dinero del logotipo me sacaría de algún apuro prefiero no ser cómplice y dedicarme a otros concursos.
Desde luego a mi este articulo no me deja indiferente, y quisiera añadir que entiendo en parte las razones culturales que llevan a alguien a ser participe de las fiestas, pero nunca entenderé en sí la infinita crueldad que derrocha el ser humano.
El acto de matar a otro ser vivo para comer, para sobrevivir lo entiendo como algo normal, es al acto del regocijo, el disfrute de la tortura, del añadir dolor innecesario rallando el sadismo lo que realmente me preocupa...

Mónica MV