sábado, 25 de abril de 2009

"Ser antitaurino es una incultura más", afirma Vicente Barrera, torero y abogado.

.
"LOS ANTITAURINOS SON PARTE DE LA FIESTA", DECLARA
VICENTE BARRERA, TORERO Y LICENCIADO EN DERECHO

. .

.
Sábado, 25/04/09
.
Vicente Barrera hizo hasta la adolescencia una vida urbana y común. Estudió para abogado y jugaba al fútbol en su tiempo libre. Sólo delataba su afición taurina alguna carpeta de clase forrada con astados.
.
Ha toreado en las mejores plazas, pero este chico tan normal no tiene ningún flamante Mercedes aparcado en la puerta del coso de Valencia, donde sucede la entrevista. Este matador-abogado, tan modesto, llega y se va en Metro.
.
¿A qué huele un toro, tan de cerca?
Huele a campo, a salvajismo, a vida. No se parece mucho al caballo, porque el caballo suda y el toro no.
Hay quien los considera a ustedes los salvajes...
Ellos, sin saberlo, son una parte más de la fiesta. El antitaurinismo no ha llegado con la modernidad. Siempre ha existido. Ha habido papas y reyes que han prohibido los toros. No entender esta fiesta es como ir a un museo, ver un picasso y decir que eso lo pinta tu hijo. Lo de ser antitaurino es una incultura más.
Pues Barcelona debe serlo, el Ayuntamiento firmó un manifiesto contra los toros...
Es preocupante cuando la ofensiva viene de las propias instituciones. De todos modos, no atacan al toro, sino a España.
.
Vicente Barrera se muestra muy sencillo, discreto, viaja en metro, en fin, pretende que a través de él veamos en el torero algo aceptable, natural, humilde. Su modo de presentarse, es como un paño que al pasar nos hará olvidar que José Tomás (entre otros) cobra hasta 400.000 euros por corrida (entrar AQUÍ, AQUÍ o AQUÍ).
.

Al hablar del acto de torear, lo define tal un diálogo entre hombre y animal componiendo una poesía, donde cada capotazo es una imagen, y la estocada mortal una metáfora. Inclusive, se da el gusto de jugar a las suposiciones: "No entender esta fiesta es como ir a un museo, ver un picasso y decir que eso lo pinta tu hijo". Sería lo mismo si alguno de nosotros fuera al Museo de Ciencias Naturales, y ante la representación del hombre cavernario matando a garrotazos un bisonte, le dijéramos a los niños que esa es la forma correcta de vivir.

Pero, claro, dado que la oportunidad era golosa e invitaba al zarpazo, no se cortó en la definición: "Lo de ser antitaurino es una incultura más". Pues, si para él ser antitaurino es ser inculto, lo asumimos, somos incultos, somos analfabetos, somos la brutalidad hecha personas; pero no somos matarifes de animales inocentes.
.

Según entendemos, señor Barrera, la cultura es el protagonismo de las buenas costumbres, no la capitulación ante la barbarie. La cultura es el asidero inmediato de los conocimientos, no el camino para volver a las cavernas. La cultura es alzar la mirada al espacio que espera a los humanos, no el volver hacia atrás derramando sangre en vano para regocijo de instintos oscuros.
..
Tiene razón al asegurar que un Ayuntamiento cuando firma una declaración contra la tauromaquia no ataca al toro, para eso ya están Vd. y sus colegas de profesión, de hecho viven de torturar y de matar. Cada vez que pagan algo, lo están haciendo con dinero obtenido gracias al sufrimiento de un ser vivo. Su patrimonio material está edificado sobre cientos de cadáveres mutilados, la ética la perdieron cuando escogieron la crueldad y la cobardía como valores máximos en su existencia.
.

Pero dice que atacan a España. Es cierto, a la España que Vd. representa y de la que muchos nos avergonzamos. No pretenda utilizar el sentimiento patrio para justificar cualquier aberración porque teñidas en sangre todas las banderas son iguales; de esa táctica ya se valieron otros en este País y hoy son recordados con el mismo desprecio que algún día despertará la memoria de los que consagraron su vida a la tortura. De Caudillos sanguinarios en nombre de Dios y de España ya vamos sobrados en nuestra historia, su estoque no es necesario para salvar la Patria porque la ilustración, la razón y la justicia, jamás fueron los enemigos, sino la falta de respeto hacia los más débiles.
.
Señor Barrera, a los antitaurinos nos gustan los toros, ¡pero vivos! El puyazo desgarrador, el acierto de las banderillas con mensaje de tortura, el meneo del capote, y el frío acero de la muerte, no nos conmueve. Ese "recital artístico de profundo lirismo", como usted pretende hacernos ver, no nos conmueve a los antitaurinos, ni al 72% de los españoles, ni al 95% de la humanidad.

Usted defiende a los que matan, nosotros a los que mueren. Si se lo preguntamos a una persona ajena a las dos corrientes, ¿de qué lado se volcaría esa persona? Piénselo, si es que el traje de luces manchado de sangre no le nubla el razonamiento. .


Julio Ortega Fraile

Ricardo Muñoz José

.

Por si alguien se quiere "deleitar" con el reportaje completo:
http://www.20minutos.es/noticia/29445/29/
.

El blog de Julio Ortega:

http://findelmaltratoanimal.blogspot.com/

32 comentarios:

malabarista infernal dijo...

¿Ser antitaurino es una incultura? Cuántas sandeces hay que escuchar ....

Heli dijo...

Muy buena la entrada. :)

Rafa Hernández dijo...

Muy bien por Vicente Barrera. Ya está bien de tocar las castañas. Los taurinos jamás hemos molestado a aquellos que no le gustan los toros. Quién no quiera verlos, no va y punto. Y no me vengáis con él cuento del maltrato a los animales. Que el tema está ya muy visto. Vuestro problema no es abolir las corridas de toros; hasta ahí podría entenderlo Lo que pretendéis es cepillaros hasta los encierros. A ver si vuestras mentes llegar a entender algún día, que en un encierro el animal no recibe maltrato alguno. Saludos.

skorbuto dijo...

Estar en contra de la ablación femenina es otra incultura más.

Estar en contra del esclavismo es otra incultura más.

Estar en contra de la pederastia es otra incultura más.

Estar en contra de la lapidación es otra incultura más.

Estar en contra de ... es otra incultura más.

Muy buena entrada.

natalia dijo...

Rafa, te acabo de leer y no puedo contenerme.

A ver si te enteras de lo OBVIO: el toro, es un ser VIVO, y un "señor" en una "fiesta" lo tortura y lo asesina.

Disfrutar con la crueldad es SADISMO. El torero es un sádico, y quienes aplauden esa atrocidad también lo son.

Por un momento, sólo por un momento, imagina el mismo "espectáculo", pero esta vez, con un torero desnudo y desarmado, y un toro que lo mata a cornadas. Llámalo FIESTA. Aplaude, disfruta del dolor y de la sangre.

Los taurinos, sois seres enfermos, realmente enfermos.

El quejica enmascarado dijo...

Vaya por dios. citamos a un señor para una entrevista, y luego le sacudimos estopa a mansalva.....

pues vaya vaya....

rubensexposito dijo...

a los toreros les deverian de clavar unas cuantas banderillas y una espada aver si despues seguis diciendo q no es maltrato.me parto cada vez q cogen a alguno q se jodan asi de claro

osolaitor dijo...

A mi solo me gustan los toros cuando pillan al torero... Osea, cuando se echa al suelo y un montón de gente va a ayudarle y a llevarle a la enfermería mientras el toro se desangra. Seguro que no hay mayor honor para un aficionado a los toros que ver morir a un torero en la plaza. Yo he decidido que este veranos vamos a secuestrar a unos cuantos inmigrantes y los vamos a torear. Los mutilaremos vivos. Total... los inmigrantes no sienten dolor... y seguro que les enorgullecerá morir formando parte de la cultura española que tanta admiración despierta en tierras extranjeras. El sadismo humano no tiene límites ¿verdad? Nota para los aficionados al mundo taurino: Lo de los inmigrantes es una ironia ¿vale? No os mateis buscando mi número para venir a ver la corrida extrema... Solo era una comparación.

Rafa Hernández dijo...

Ya veo que no habéis contestado a mí comentario porque carecéis de argumentos. Y siempre lo mismo bla...bla...bla. Voy a volverlo a repetir de nuevo, para ver si os enteráis de una puñetera vez; sobre todo se lo dirijo a Natalia, ya que me parece que es un poquito corta de entendederas. "Repetición de la jugada". Puedo llegar a comprender que queráis suprimir las corridas de toros, pero vuestro propósito es abolir todo festejo cuyo protagonista sea el toro. "Más de lo mismo". En los encierros los toros no sufren maltrato alguno, y las asociaciones antitaurinas no paran de joder la marrana: "lo voy a decir despacito, y a poneros un ejemplo. En los sanfermines el encierro o la carrera, dura una media de minuto a minuto y medio, y está hasta prohibido tocar a los animales. Si rozarlos con una simple hoja de periódico es maltratar a un animal, vosotros sí que sois unos enfermos incurables.Ahora no contestar sino queréis y volver con la misma cantinela. Lo de la espada clavada en no sé donde. Lo de las banderillas ensangrentadas, y los huevos de san Jorge.

Fin Maltrato Animal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fin Maltrato Animal dijo...

Compruebo, Sr. Hernández, que tiene Vd. los mismos problemas para expresarse que para sentir empatía con el dolor de otro ser vivo. O dicho de diferente, que su pobreza lingüística y su falta de educación, al contestar a la Srta. Natalia, van parejas a su miseria moral.

Pero tiene razón al menos en lo que a mí respecta. Sí, yo también quiero suprimir los encierros; ¿no lo comprende?, yo se lo explico sin necesidad de insultos.

Una persona normal, sin desviaciones extrañas, sin patologías peligrosas, sin complejos, sin traumas graves y con sensibilidad, respetuosa, inteligente (y no estoy diciendo culta), generosa, solidaria y sobre todo, lo que comunmente entendemos por bien nacida, no necesita someter a un animal a ningún tipo de padecimiento para divertirse. Y los encierros lo son, aunque los que los corran o los defiendan, tengan problemas para comprender ese hecho.

Podría decirle que pruebe a leer un libro, a escuchar música, a admirar un paisaje o a explorarse los pies, pero no, nada de eso le produce tanto deleite supongo como ver el sufrimiento de otro y es que claro, hay quien necesita contemplar la derrota ajena aunque la víctima esté condenada de antemano, para olvidar de ese modo las propias limitaciones y su mediocridad.

Vd. lo ve muy fácil: "quien no quiera ver las corridas no va y punto...". Pues no Sr. Hernández, no es tan sencillo, porque a diferencia de los taurinos, seres que desprecian el dolor ajeno, los que estamos en contra de la crueldad con los animales, sentimos aunque no veamos. Esa es una de las diferencias con los sádicos de los tendidos, que somos capaces de ponernos en el lugar de otros; imagino que tal experiencia a Vd. y a los suyos les resultará extremadamente difícil de llevar a cabo, y es que los seres primarios suelen ser también individuos de habilidades muy menguadas.

Vaya aprendiendo a jugar al ajedrez caballero o grábese todas las corridas que pueda, no vaya a ser que en no demasiado tiempo acabe como San Jorge, buscando dragones para matar porque le hayan prohibido hacerlo con toros.

Franiky dijo...

A mí me gustan los toros y sé que el animal sufre y que es una tortura, aunque también sé que es un arte y que el fin último del toreo no es torturar, sino jugarse la vida (que se lo digan a José Tomás)

Odio a esos toreros que interpretan el toreo como una fiesta en vez de como un duelo de iguales, lo que pasa es que para ser iguales hay que arrimarse mucho al toro, y no todos lo hacen.

Otra cosa que me hace mucha gracia de los antitaurinos radicales es la capacidad para deducir la personalidad de aquellas personas a las que nos gustan los toros, como esa frase de "tu trato de los animales hablará de ti mejor que tus palabras" Pues bien, me gustan los toros, y no soy un psicópata, ni un inculto, ni un sádico ni siquiera una mala persona. Soy un ingeniero informático de 30 años con novia y más bien de izquierdas, al que todo le va regular con esta puñetera crisis, igual que a todos vosotros supongo.

Y SÉ QUE EL TOREO SUPONE DOLOR Y TORTURA PARA EL TORO ¿y qué? ¿creéis que el mundo es justo? Estas entraditas quedan muy bien en Menéame y son propicias para chuparse las pollas mutuamente, pero hay muchas cosas reales, crueles e incoherentes ahí fuera, y el toreo no es la más grave, pero qué vamos a hacer, está de moda y es guay ir en contra.

Yo entiendo todos vuestros argumentos en lo que se refiere al sufrimiento del toro, son todos ciertos, intentad entender vosotros el arte que hay detrás de toda esa sangre y dolor, porque os aseguro que lo hay, arte y peligro de muerte, aunque esto último sólo en el caso de que el torero sea valiente y no un cretino pijo y rico con ganas de salir en las revistas del corazón.

ExoDoom dijo...

Bueno, me temo que yo no soy tan educado como Fin Maltrato Animal, así que pido disculpas de antemano. Disculpas a las personas de buen pensar y mejor hacer que me lean, claro, no a los payasos ignorantes como el Sr. Hernández (no te podrás quejar, ¿eh? Sí que se responde a las cuatro boberías que dices).

Dices que en los encierros el toro no sufre maltrato alguno. Sí, la verdad es que se los ve la mar de tranquilos cuando salen corriendo. Cualquier idiota podría pensar que el pobre bicho está acojonado, pero los que sabemos del tema tenemos la certeza de que el toro disfruta el encierro tanto o más que los aficionados. Por favor, deja de ser un jodido analfabeto, maltrato no se limita a aquello que pinche o corte al animal.

Lo más divertido es cuando te paras a analizar la intención de la actividad. Te defines como taurino... ¿qué buscas maltratando a un toro (o corriendo delante de él, si sigues pensando que no es maltrato)? "Ja, ja, qué divertido, encierro a un animal, lo asusto, corro delante de él ¡y no me coge! (cuando en realidad el pobre bicho ni siquiera corre detrás tuya, sale confuso y aturdido y sólo corre por donde puede)". No tiene dificultad ni mérito. Yo te invito a que a partir de ahora utilicéis otro tipo de animales en los encierros, leones por ejemplo. Incluso podríais crear una versión en el agua y utilizar tiburones. Es un poco más difícil, pero probablemente empezaría a respetaros y casi seguro que el animal también disfrutaría del evento.

Coincido totalmente con rubensexposito, la única parte divertida de la tauromaquia es cuando le pegan una levantada al torero (y si muere, después de varios días de una agonía insufrible, ¡mejor que mejor!). Luego es que además salen en plan "qué valiente soy, que me juego la vida delante de una bestia sanguinaria". ¿Habéis visto la que se monta cuando el toro le hace algún arañazo al torero? Saltan treinta y la madre a ayudarle, no sea que el malvado toro consiga su (merecida) venganza. Pero coño, ¿tú no te ibas a jugar la vida delante del toro? Pues si te coge te la mamas, y mueres que para eso viniste dispuesto. Tanta valentía y lo único que les falta es posicionar a dos francotiradores en lo alto por si la criatura hace algún movimiento sospechoso...

Una última cosa. A todos los "cultos" que no os ponéis delante del toro pero apoyáis este tipo de actividades... ¡ojalá os muráis de una cagalera legendaria!

zen dijo...

Franiky dice: "Pues bien, me gustan los toros, y no soy un psicópata, ni un inculto, ni un sádico ni siquiera una mala persona." (...) "Y SÉ QUE EL TOREO SUPONE DOLOR Y TORTURA PARA EL TORO ¿y qué? ¿creéis que el mundo es justo? (...) "hay muchas cosas reales, crueles e incoherentes ahí fuera, y el toreo no es la más grave, pero qué vamos a hacer, está de moda y es guay ir en contra." "Yo entiendo todos vuestros argumentos en lo que se refiere al sufrimiento del toro, son todos ciertos, intentad entender vosotros el arte que hay detrás de toda esa sangre y dolor, porque os aseguro que lo hay, arte y peligro de muerte"

Aún sabiendo que es injusto, apoyas la tortura por arte y porque hay un riesgo para quien la comete, pero crees eso no te convierte ni en un psicópata, ni en un inculto, ni en un sádico, ni en mala persona... Seguramente lo crees así porque la víctima no es un miembro de tu especie, es decir, por especismo, lo mismo que cuando un esclavista racista torturaba a sus esclavos negros, o cuando los romanos mataban cristianos en el circo romano tampoco se consideraban ni psicopatas, ni incultos, ni sádicos, ni malas personas...

Si apoyas lo injusto, revisa tu ética porque eso significa que actuas mal aún siendo consciente de ello pues te respalda la ley de la cultura que te ha tocado vivir en el presente.

Es muy triste que pienses que una acción "estética" justifica el sufrimiento que genera en alguien, y que tildes de "guay" o "moda" el no verlo así.

apelarlacabrones dijo...

Se me encoje el escroto de felicidad cuando cazurros como vosotros me llamáis "inculto" por no estar a favor del maltrato animal. Ni cultura, ni arte: la tauromaquia es TORTURA.

Franiky dijo...

Zen, mi ética está revisada. Y sí, en este caso apoyo el toreo a sabiendas de que está mal, lo que no quiere decir que en otros aspectos de la vida actue igual. Quizás por ese especismo que comentas, quizás por que ser taurino no me quita mi sentido común...
Que tire la primera piedra el que actúe coherentemente y de acuerdo a su ética en todos los aspectos y en todos los días de su vida.

don pinpon dijo...

Supongo que todos vosotros antitaurinos sereis vegetarianos, no tendreis perro, ni canario ni pez...
Porque un animal que vive 5 años en libertad y muere en 15 minutos sufre mas que un animal toda la vida encerrado, ya sea en una granja pollos (os invito a que veais una), en un piso de ciudad, en una jaula o una pecera...
La ciudad os nubla la vista...no teneis ni puta idea

Ana dijo...

Matar para comer se ha hecho durante millones de años, por que somos omnívoros, pero matar y torturar por placer,no. No teneis excusa.
Si, no querer torturar con pinchos y espadas, si no disfrutar ver a una animal como se duele y se retuerce por sus heridas, es ser inculto, entonces soy, a mucha honra, una inculta, y no, no soy vegetariana, mato para comer y sobrevivir, no para entretenerme.

Rafa Hernández dijo...

Voy a comenzar mi faena dirigiéndome a: Fin Maltrato Animal. Puede ser que usted se considere más inteligente y culto que nadie por sus extensas parrafadas. Pues le quiero decir que a usted le pasa como al genial cómico Cantinflas en sus películas que hablaba mucho y no decía nada. Si no sabe quién era Cantinflas procuraré hacerle un pequeño resumen de su biografía. Luego quiero apuntarle que como bien dice usted está también por la labor de cepillarse los ENCIERROS. Usted no tiene ni puñetera idea de lo que es un encierro, habla de algo que desconoce y quiere cargárselo.Infórmese bien antes de criticar sin tener ni idea. Y por último manifestarle que yo no he insultado a nadie. Si usted es un remilgado recatado tómese una tila tranquilícese, repase un buen diccionario, y dígame a quién he insultado. Los antitaurinos son los que soltáis pestes e incluso deseáis la muerte de las personas. Y ahora me dirijo al tal ExoDoom. Tú, si que has insultado diciéndome despreciativamente "payaso". Aquí el único payaso y capullo de tres cuartos eres tú colega. Si insultas al menos ten la hombría de dar la cara. Si creéis que con vuestra retórica vais a conseguir suprimir las corridas de toros: VAIS DADOS. Sacad a pasead a los perritos pero eso sí. RECOGER LAS MIERDAS DEL SUELO

Dunnter dijo...

Por suerte para los pobres animales cada vez hay más cultura en el mundo y los borregos sádicos y descerebrados como el señor Hernández son una especie en vías de extinción.

Cualquiera que se declarara a favor de estos actos de crueldad y humillación contra otros seres vivos debería ser censado, marcado para su fácil reconocimiento (para poder señalarlos cuando pasaran por la calle) y sobre todo castrados para impedir su procreación. Sois la vergüenza de la humanidad.

Y sí, yo también soy un sádico como vosotros. La diferencia es que yo disfruto con el sufrimiento de seres tan aborrecibles como los violadores, los asesinos, los taurinos, los pederastas... Ojo por ojo, que se dice.

Rafa Hernández dijo...

Dunnter. Si creéis que vais a poder conmigo lo tenéis clarito. Gente de tú calaña son los que representáis un auténtico peligro para la sociedad. A ti es al que deberían castrarte, y arrastrarte con una soga. Y que lo presenciaran cientos de personas como en el antiguo Circo Romano. Ahora vas y lo cascas. Rascapuertas.

Ricardo Muñoz José dijo...

Respuesta al señor Hernández

Usted perdonará si no lo tuteo, pero es que sólo me tuteo con mis amigos, que son personas inteligentes, sensibles y aman a los animales.
No debía contestarle, porque mi postura está reflejada en el texto que motivó este encuentro.

Usted entra en mi blog con el puñal entre los dientes, pretendiendo poner las cosas en su lugar de un golpe sobre la mesa, y nos deja esta hermosa definición: “Los taurinos jamás hemos molestado a aquellos que no le gustan los toros”. ¿Y por qué estamos en esta confrontación? ¿O tratarnos de incultos no es molestar?

Me admira su buen uso del idioma, toda una exaltación de la dialéctica. Especialmente cuando utiliza imágenes poéticas como “tocar las castañas” “pretendéis cepillaros”, “si os enteráis de una puñetera vez”, “joder la marrana”, “los huevos de San Jorge”. Con usted la retórica se siente elogiada.

Deslumbrado por tan sublime prosa, fui a conocer su página. “Leí las frases del día”, y “Seamos responsables y ayudemos a la fiesta”, y encuentro esta pincelada: “Según la actual ley vigente”. Ahí se agotó mi paciencia. Señor Hernández, ¡si está VIGENTE es ACTUAL! Tal error no la cometen ni los niños de párvulos.

Se presentó aquí para darnos una clase de cultura, y dejó bien patente que es persona con mucha CURTURA.
Usted no tiene ni idea del manejo del idioma, es un hato de redundancias, agresión a la sintaxis, desconocimiento de la semántica, abuso de cacofonías, y desprecio a monoremas. Ignora cualquier regla gramatical y pretende endosarnos lecciones de cultura. Si es como dijo Borges: la ignorancia es atrevida.

Usted viene a defender el “arte” (las artes son seis: pintura, arquitectura, escultura, música, danza y literatura, ¿adónde nombra el toreo? ¿O es que una persona estudia Bellas Artes y sale doctorada en Tauromaquia?) de machacar animales. Una salvajada que el 72% de los españoles rechazan (18/19/08, encuesta hecha por el Instituto Gallup), y la humanidad ignora. En el mundo sólo 8 países “se deleitan” con la matanza de toros. ¿Usted sabía que la ONU se compone de 212 países? Eso significa que los “simpatizantes” son el 5% del planeta, siempre y cuando todos los habitantes de los 8 “naciones taurinas” compartan ese gusto. ¿No será que los taurinos son unos infiltrados en la civilización humana?

Todo en ustedes es una mentira. Existen por las subvenciones oficiales, y se empeñan en mantener la “tradición” (tradición es atraso, señor Hernández). Y además, están convencidos de nuestra ceguera, pero no, sabemos lo que ocurre con los toros la noche del encierro
anterior a la corrida. Hay miles de vídeos que lo demuestran (es sólo entrar en YouTube). Al valiente, me refiero al fantoche de las lentejuelas, lo visten con colores vivos y lo mandan a agitar un paño rojo, porque así provocan al toro, siendo que EL TORO VE EN BLANCO Y NEGRO.
Esa orgía colectiva en torno a un animal indefenso, es la personificación de la crueldad. Ustedes aman la sangre, por eso no les importa que un perro muera a cascotazos, que se queme un gato, se despelleje un visón vivo, se maten focas a garrotazos, se explote a los animales en los circos, se experimente con ellos en los laboratorios, se los engorde artificialmente para que rinda más dividendos… podría seguir el día entero apuntando ejemplos. Todo eso les tiene sin cuidado. No obstante, creen que nos afectan con sus tonterías de gente semianalfabeta. Lo importante es restarnos protagonismo, ignorar la lucha animalista (que es una corriente mundial emparentada con el ecologismo, el pacifismo y el feminismo)

Y ahora, le voy a decir qué es para mí la "fiesta". Es un "espectáculo" asentado en la TORTURA, la HUMILLACIÓN y la MUERTE de un animal (indefenso en manos de una banda de matarifes). Estos son los tres ingredientes que condimentan el "entretenimiento" que se pretende presentar como orgullo nacional. Y justamente, los componentes que sazonan el toreo, coinciden con las tres anomalías que desembocan en la VIOLENCIA DE GÉNERO y ASESINATO DE LA MUJER. Así crían a sus hijos. Haciéndoles ver que matar es normal, bañarse en sangre inocente es normal, y desinteresarse por la suerte de los animales es normal.

Usted, señor Hernández, defiende a ultranza los encierros, y nos ataca recalcando en fino lenguaje: “A ver si vuestras mentes LLEGAR a entender algún día, que en un encierro el animal no recibe maltrato alguno”. Sí, que se lo pregunten a los toros y vaquillas de la fiesta de los “toros ensogaos” de Bea de Segura, Jaén. Para su ilustración, le dejo una idea planteada aquí mismo por ExoDoom en un comentarios: “No tiene dificultad ni mérito. Yo te invito a que a partir de ahora utilicéis otro tipo de animales en los encierros, leones por ejemplo. Incluso podríais crear una versión en el agua y utilizar tiburones. Es un poco más difícil, pero probablemente empezaría a respetaros y casi seguro que el animal también disfrutaría del evento”.

Señor Hernández, ustedes se ahogan y lo saben. Están a punto de perder Barcelona como en su día perdieron Canarias. Estos insultos de última hora, son los manoteos precursores del ahogamiento.
María, de Córdoba Antitaurina ya lo había dicho: “Están más perdidos que Ortega Cano en una biblioteca”.

Su última participación es de antología, seguro que se convertirá en un paradigma. Insultar al escritor Julio Ortega Fraile (Fin del Maltrato Animal), diciendo que habla mucho y no dice nada, es alucinante. ¿No será que es usted el que no lo entiende? Los que dejan huellas, señor Hernández, no son lo que matan, sino los que siembran el camino con palabras esclarecedoras.

Ya no me quedan dudas, usted no vino a discutir para hallar la luz, usted vino a ganar. Y ese, es el patrimonio de los brutos.

Puede seguir entrando, nos encantan sus vómitos.

Salud y suerte.

Dunnter dijo...

Desde luego que nos encantan. Aunque más que vómitos es una mezcla entre rebuzno y balbuceo del "quiero y no puedo".

Uno no puede pretender entablar un debate cuando en vez de argumentos esgrime soberbias e improperios. Pero que se puede esperar de un tarugo semejante, aferrado a unas tradiciones bárbaras que insiste en calificar de arte.

Lo mejor de este tipo de "gente" es lo fácil que resulta dejarles en evidencia en cualquier tipo de intercambio lingüistico.

"Ahora vas y lo cascas. Rascapuertas." No se si reír o llorar...

ExoDoom dijo...

don pinpon dijo...Supongo que todos vosotros antitaurinos sereis vegetarianos, no tendreis perro, ni canario ni pez...
(...)
La ciudad os nubla la vista...no teneis ni puta idea
Oh Dios, dime que no estás confundiendo ser omnívoro con ser (anti)taurino. Es la típica (y única junto a la de "la tauromaquia es arte") respuesta que siempre ofrecéis. Por eso en mi primer comentario escribí acerca de la intencionalidad de la actividad, sabía que algún "listo" iba a sacar este tema. Por favor, no comparemos la muerte de un cerdo (por ejemplo) en un matadero con la de un toro en una plaza. Al cerdo se le mata con una intención bien definida: comérselo. ¿Qué hay más natural que cazar por alimento? Al toro, sin embargo, se le tortura y da muerte con el único fin de entretener a un colectivo de ignorantes. Me parece muy acertada la comparación que hace Ricardo entre la tauromaquia y la violencia de género, en tanto que el toro también es una criatura que vive y siente.

Y en cuanto a lo de tener mascota, tengo un perro y no creo que sea procedente comparar su situación con la de los toros (sobre todo porque no sufre ningún maltrato y lleva una buena vida, mucho mejor que la de muchas personas).

Rafa Hernández dijo...(...)
Y siempre lo mismo bla...bla...bla. Voy a volverlo a repetir de nuevo, para ver si os enteráis de una puñetera vez; sobre todo se lo dirijo a Natalia, ya que me parece que es un poquito corta de entendederas
(...)
Y por último manifestarle que yo no he insultado a nadie. Si usted es un remilgado recatado tómese una tila tranquilícese, repase un buen diccionario, y dígame a quién he insultado
(...)
Y ahora me dirijo al tal ExoDoom. Tú, si que has insultado diciéndome despreciativamente "payaso". Aquí el único payaso y capullo de tres cuartos eres tú colega. Si insultas al menos ten la hombría de dar la cara
(...)
A ver por dónde empiezo...

¿A quién ha insultado usted? Mire, yo la expresión "corto/a de entendederas" nunca la he utilizado para referirme a alguien de una inteligencia sobresaliente. Al contrario, la utilizo para llamar a alguien ignorante de forma más educada y sutil. Si nos detenemos a analizar eso de "repase un buen diccionario", seguro que tampoco llegamos a la conclusión de que nos esté llamando inteligentes. Luego te extrañará que te llame "despreciativamente" (por favor, busca en el diccionario la definición de esa palabra y a continuación busca "despectivamente") payaso. Coño, si tiras mierda no esperes que los demás te tiremos flores. Supongo que lo que quieres decir a continuación (con "capullo de tres cuartos") es "capullo de tres al cuarto". Me parece perfecto que pienses eso de mí, pero te agradecería que luego no me llamases "colega" (eso sí que me ha ofendido).

Para que te quedes más ancho que alto, ya que dudabas de mi hombría (aunque después de saber lo que entiendes por valentía, casi hasta me halagan tus dudas...), he rellenado el perfil. Éste es el segundo blog en el que opino, así que no le veía ninguna utilidad a rellenarlo (sé que estoy todo bueno, pero mi cara no da más fuerza a mis argumentos). Y sigo sin verle utilidad alguna, la verdad...

Rafa Hernández dijo...

Señor Ricardo Muñoz José. En primer lugar quiero expresar mi agradecimiento por no borrar mis comentarios, ya que es cierto que nadie me ha dado vela en este entierro y me he metido en un blog antitaurino; por tanto estoy removiéndome en arenas movedizas. Y segundo también darle las gracias por su largo artículo dándome lecciones gramaticales, culturales y no sé de cuantas cosas más. Todos no tenemos la suerte de ser un lumbreras como usted, ya que veo que usted tenía que ser miembro de la Real Academia de la Lengua Española. Eso sí: “al menos no ofende tan a las claras como lo han hecho otros catetos anteriormente”. Y dicho esto voy a aclararle una cosa. Usted confunde los festejos como los de Beas de Segura que ha mencionado u otros, con los ENCIERROS. Aprenda a distinguir: “en los clásicos encierros los toros corren sueltos”, y en Beas de Segura al igual que en otras poblaciones de España son festejos con toros ensogado. Pregunta: ¿ no nota la diferencia?... yo creo que es palpable. Primer error grave y gordo de sus conocimientos para declararse antitaurino acérrimo. Y segundo para cambiar de tercio y no hacer el debate muy largo, los antitaurinos en los ENCIERROS, como no tenéis razonamiento que rebatir la excusa y pamplina que alegáis para suprimir este tipo de festejo es que él toro sufre ESTRÉS. Por favor eso no es maltrato alguno, SOIS UNOS CÍNICOS. Os pasa con frecuencia confundís el tocino con la velocidad, y así os va. Ya voy a ir finalizando y sólo quiero decirle que muy a pesar vuestro mientras que los festejos taurinos sean legales en España, los que rozáis la ilegalidad sois vosotros. Le recuerdo que cuando un activista ha hecho el fantoche descolgándose de la fachada de la Monumental de las Ventas, o como recientemente lo ha llevado a cabo otro antitaurino en la Giralda de Sevilla, automáticamente han sido detenidos. Y le podía contar otros casos. Vosotros sin daros cuenta también formáis parte de la fiesta ya que con vuestras monerías y gansadas animáis los espectáculos. MUCHAS GRACIAS Y SE LO DIGO DE CORAZÓN POR NO BORRAR MIS COMENTARIOS. Nunca alcanzaremos acuerdos referente al tema. Pero él discrepar es muy saludable. (Ahora como buen gramático, persona instruida y leída hasta límites insospechados ande presto a corregirme las faltas ya que carezco de su intelecto) (Saludos).

Fin Maltrato Animal dijo...

Yo no sé, Sr. Hernández, si después del chaparrón de argumentos que le ha caído encima no sólo por parte del Sr. Ricardo Muñoz, quien le ha clavado razones como banderillas hasta en las gónadas (a ver cómo piensa Vd. ahora), sino también por la de otros comentaristas, va a ser capaz de recuperarse para intervenir nuevamente en este Blog, pero le agradecería que si las puntillas que ha recibido no han detenido definitivamente su ya anteriormente escasa actividad cerebral y, por el contrario, le ha ocurrido como muchas veces al toro, que por no serle aplicadas en el lugar exacto quedan durante un rato inconscientes pero despiertan cuando son arrastrados o en el desolladero, volviese a dejarnos aquí alguno de sus impagables escritos; ha de comprender que cuando Vds. hablan hacen mucho más por la lucha contra el maltrato a los animales que cuando nos expresamos nosotros, ya que sus alegatos a favor de la crueldad son la mejor prueba de lo indigno de sus pretensiones.

¿Por qué no sé qué es un encierro?, ¿porque no me gustan?, ¿porque nunca los he corrido?. Supongo que lo mismo me dirá acerca de las corridas y es que jamás he dado capotazos a un toro o le he clavado una banderilla. Y ya puestos le confieso que no he despellejado a un visón, no le he vertido ácido a un conejo en los ojos ni tampoco he matado a una foca a golpes. Pero voy más allá, no he practicado una ablación, ni he lapidado a una mujer adúltera, no he inyectado a un reo sustancias letales, no he violado a una deficiente mental y ni tan siquiera, sabe Vd., he apostado con un amigo a ver cuál de los dos recorre más distancia conduciendo en sentido contrario por la Cuesta de las Perdices. Qué me quiere indicar, ¿qué he de participar activamente en cualquiera de esas experiencias para poder opinar sobre ellas, para decidir sobre su conveniencia?. Por cierto, que en su Blog opina sobre Obama, ¿vive Vd. en USA?, sobre la Policía Local, ¿pertenece a ese Cuerpo?, o sobre el choque de dos submarinos militares, ¿era tripulante de alguno?.

Me llama remilgado, bueno, imagino que lo mismo me podría haber calificado de “afrancesado”; no sé qué tendrá que ver ese calificativo en todo este asunto, pero supongo que no se le puede pedir respeto al taurino ni cordura al taurófilo.

Me he dado un paseo por su Página y la verdad, es todo un filón. Me han encantado sus gazapillos, los hay como escribir la perífrasis verbal “a ver” empleando el infinitivo “haber” o utilizar el término “bello” para definir el pelo corporal. Pero dejando a un lado su dominio del lenguaje escrito hay algo mucho más jugoso. Se trata de un artículo suyo que es la mejor respuesta a su anterior comentario, aquel que dice: “Si creéis que vais a suprimir las corridas vais dados...”. El enlace que a continuación dejo nos lleva a un escrito redactado por Vd., ya veremos cómo sale de este huerto, porque leyéndolo uno tiene la impresión de que la tauromaquia empieza a apestar a cadaverina.

http://escribirporaficion.blogspot.com/2008/09/crisis-taurina.html

Y para terminar tengo que señalar otro de sus opúsculos titulado “El tiro por la culata”. En él se refiere al padre que fue denunciado por la madresde su hijo ya que al simpático progenitor, no se le ocurrió otra cosa que poner al chaval, de diez años, a correr en los Sanfermines de 2007. Vd. defiende la decisión del hombre y dice que “se pasaron de lo lindo” con la pena que para él pedían de un año de prisión. Ya sabemos, Sr. Hernández, que no considera maltrato animal los encierros pero al parecer, tampoco cree que sea temerario e indecente dejar que un niño se juegue la vida en esa situación. Veo que su falta de respeto va más allá de los animales irracionales y he de admitir que cuando llegué a ese artículo y vi cómo defendía a ese padre al que llamarle negligente es un piropo, salí inmediatamente porque se me quitaron las ganas de seguir sumergiéndome en más excrementos.

De cualquier modo alégrese, gracias a su intervención en esta admirable Página del Sr. Muñoz, está Vd. teniendo más visitas a la suya que entradas en cualquier plaza un día de corrida cualquiera (excepto si torea José Tomás, que a ese matarife van a verlo con la esperanza de presenciar una cogida, y es que a Vds. les gusta la sangre, si es del toro o del torero es ya un detalle secundario).

Rafa Hernández dijo...

Para Fin Maltrato Animal con afecto y cariño como aquellas viejas canciones radiofónicas que se dedicaban en tiempos del franquismo. Hace tiempo leí un par de sus artículos, y como resultan tan obsoletos y repetitivos, en este último comentario que usted me dirige para no aburrirme y dormirme ya que hoy no me he echado la siesta, y sabiendo a ciencia cierta del pie que cojea, me he limitado sólo a leer él principio y él final del mismo. Rafael Gómez “El Gallo”, uno de los mejores toreros de la historia dijo: “lo que no pué ser, no pué ser, y además es imposible”, aunque ésta frase se le ha acuñado a otros personajes. Están ustedes más visto que el tebeo y repletos de perjuicios y complejos. Por lo tanto me despido de éste blog ya que no quiero ser el avivador del mismo. Dice usted que gracias a éste, estoy recibiendo más visitas de las qué jamás había tenido Lo mismo le digo; gracias a mis comentarios en este último post de Vicente Barrera, ustedes queridos amigo han subido enteros. Ya que he visitado otras entradas del mismo, y él blog no lo tienen para echar cohetes ni mucho menos, y a las pruebas me limito. He revisado los comentarios del mismo, y él número es más bien escasito lo mismo que él mío todo hay que decirlo. Les deseo salud y que tengan mucha suerte por la causa que pelean, pero que no les quepa la menor duda de que las CORRIDAS DE TOROS Y LOS FESTEJOS TAURINOS EN GENERAL TIENEN CUERDA PARA MUCHÍSIMOS AÑOS. ( ALE QUE LE VAYA BIEN, YA QUE CON TANTO TALENTO ME SIENTO RUBORIZADO) SI QUIERE USTED TRIUNFAR Y SALIR POR LA PUERTA GRANDE, LE ACONSEJO QUE CAMBIE ÉL CHIPS SI NO LE AUGURO EN SU PROYECTO UN FUTURO MUY NEGRO. SIEMPRE LO MISMO ADEMÁS DE IMPERTINENTE RESULTA CANSINO.

Vane dijo...

Sr. Rafa Hernández, veo que sus argumentos son iguales a los de todos aquellos que defienden el maltrato. Al igual que todos ellos, le diré que sería bueno informarse antes de hablar, ya que carecen de fundamento.

Lo animales, en este caso, las “reses”, sufren en los encierros al igual que sufren en las corridas, de distinta manera, pero sufren... Si partimos de la base de que el animal se mueve en un terreno que no es el suyo, como lo es la calzada o asfalto donde se realizan los encierros, podrá usted comprobar que el animal no goza de los mismos privilegios que si estuviera en su hábitat, razón por la cual se rompen las patas y caen al suelo con asiduidad. En segundo lugar, la presión y el estrés que sufren suelen terminar con su vida, como por ejemplo cuando caen exhaustos vomitando sangre o espuma, nadie les infringe dolor físico pero todos colaboran en el psicológico.

Es evidente que, seguramente sin pretenderlo, usted ha caído en la repetición también, supongo que su desmedida obsesión por defender la diversión a costa del sufrimiento de otros le ha llevado a caer en ello. Igual que suenan repetitivos los argumentos de aquellos que no empatizamos con tan horribles actos, también es bastante soporífero tener que soportar como, año tras año, ustedes siguen buscando ocio en el dolor del resto (junto a los animales incluyo a todos aquellos que también lo padecemos de forma psicológica) y siguen justificándose de la misma absurda manera “los animales no sufren, han nacido para eso".

No veo por qué hemos de respetar que quieran seguir divirtiéndose de la manera en que lo hacen. La solución no está en "si no te gusta, no mires", yo trato de no verlo por supuesto, pero sigo sufriéndolo... Si ustedes quieren divertirse busquen otras opciones civilizadas.

Afortunadamente, los cosos de tortura tienen los días contados. Como mi compañero Julio Ortega, vaya grabándolas porque el día en que se abolirán los espectáculos taurinos está más cerca de lo que piensa.

Saludos antiespecistas,
Vane

Ricardo Muñoz José dijo...

Segunda respuesta a R. Hernández.

Señor Hernández, disculpe si no lo tuteo. Ya le he dicho que solamente me tuteo con mis amigos, que son inteligentes, sensibles y repletos de amor a los animales.

Aunque voy a pasar de largo lo de “removerse en arenas movedizas” (allí nadie se remueve, sino que se hunde), le diré que no entiende nada. No he querido darle lecciones gramaticales. Ese párrafo estaba destinado a su entendimiento, y para que captara la falacia del señorito Vicente Barrera: ¡no somos incultos! Los incultos son ustedes que no saben argumentar y se agarran al ímpetu visceral cual estandarte de una defensa que se tambalea como un flan. Y los que dejaron sus comentarios y tan gentilmente tilda de “otros catetos”, también son gente culta. Entre los animalistas hay científicos, obreros, catedráticos, investigadores, amas de casa, funcionarios, y Premios Nobel. No cuatro viejos ignorantes que van a aplaudir la matanza, y a llenar sus pulmones con el aire que se desprende de la muerte de un animal indefenso. Sé que me dirá que el toro de lidia no es un animal indefenso, que es peligroso. Claro, la noche anterior soportan un martirio que los saca de quicio, ¿Qué hay de las bolsas de arena colgándole de los testículos? ¿De la vaselina en los ojos? ¿Del algodón en la nariz? ¿Del afeitado? ¿Del distintivo de la ganadería clavado a siete centímetros de profundidad? Señor Hernández, no defienda lo indefendible. El toro es un animal herbívoro, no un cazador carnívoro como el león, la pantera o el lobo. Ustedes lo quieren hacer bravo para cuidar del negocio. Cuando el toro entra en la arena, mermado de su condición física, el pobre lo que busca es huir, no pelear. El fantoche de las lentejuelas es el que vive de la muerte y lo incita a la lidia. Entonces, a cada paso del animal se tropieza con los testículos hinchados y el dolor lo empuja. Podría describirle todo lo que ocurre antes, durante y después de cada corrida, porque tenemos información perfectamente documentada, de primera mano. Gente de ustedes que se han arrepentido y vinieron a nuestro lado a colaborar en la lucha contra la barbarie.

Pero, claro, usted, ante la falta de un respaldo sólido en su postura de apóstol del toreo, se escurrió hacia los encierros. Su comportamiento es de una candidez conmovedora. Sabía que iba a picar y me daría ventajas. Al hablarle de los “toros ensogaos”, algo que está mal por la diferenciación que hace, pero, por lo visto, matar a patadas a un becerro en uno de sus culturales encierros, sí está bien. Señor Hernández, este es un blog animalista (lo de antitaurino es sólo una faceta más de nuestra actividad), y los animalistas estamos acostumbrados a tener la prueba. Se lo dije, en YouTube hay miles. A modo de aperitivo le dejo dos encierros. El Abenójar-08 y el de Tordecillas.

http://www.youtube.com/watch?v=FbC7jZ_vlaQ

http://www.youtube.com/watch?v=mKxZOk4y2y8&feature=PlayList&p=EEB9AFEF284E0C97&playnext=1&playnext_from=PL&index=2

¿Ësto defiende usted? ¡Haga el favor, hombre!

Asegura que nos quejamos porque el toro en los encierros sufre estrés. Totalmente equivocado, nos quejamos de que muchos mueren por las patadas de los borrachos, llenos de heridas y sin ninguna posibilidad de defensa.

Reafirma que no sufre maltrato alguno. Y ya que no hay maltrato, para las risas de sádicos y alcohólicos ¿por qué no usan un anciano? ¿O mejor, un paralítico en silla de ruedas?

“Confunden tocino con velocidad (¿esa desafortunada frase es suya? Me parece haberla escuchado alguna vez), y así os va”. Les ganamos en Canarias, ahora en Barcelona, y en 65 municipios de diferentes provincias.

“Fantoche descolgándose de la fachada de la Monumental y de La Giralda, inmediatamente detenidos”. Si, e inmediatamente puestos en libertad. Ustedes creen que esas acciones se hacen porque se hacen. Todo se realiza a partir de una asesoría legal (con nosotros hay abogados, jueces, y hasta constitucionalistas).

“Con vuestras monerías y gansadas animáis los espectáculos”. ¿Qué espectáculos? ¿Está hablando del animal huyendo del griterío y las burlas de una horda de cavernarios? ¿O el del pobre toro solo delante de una banda de matarifes? Entiendo que se refiere al de la bajeza moral, a la psicopatía alegrando los bajos instintos, con la sangre derramada en la arena, las babas cayendo en un final de cansancio y agonía, al sadismo más acérrimo, a la orina del animal corriendo por sus patas, a la repugnancia más atroz, y a la muerte ejecutada entre pavoneos por el monigote de las lentejuelas.

Paso a su segunda actuación en el día de la fecha. Al responderle a Julio, un intelectual de altísimo nivel, cita una frase a modo de ejemplo: Rafael Gómez “El Gallo”, uno de los mejores toreros de la historia dijo: “lo que no pué ser, no pué ser, y además es imposible”. ¿Y eso qué es, señor Hernández? ¿Una frase filosófica? Se lo diré; es un pleonasmo digno de olvidar. De una deformación intencionada del idioma y carente de cualquier significado.

“Pero que no les quepa la menor duda de que las CORRIDAS DE TOROS Y LOS FESTEJOS TAURINOS EN
GENERAL TIENEN CUERDA PARA MUCHÍSIMOS AÑOS ( ¿Canarias y Barcelona no cuentan? ( ALE QUE LE VAYA BIEN, YA QUE CON TANTO TALENTO ME SIENTO RUBORIZADO) SI QUIERE USTED TRIUNFAR Y SALIR POR LA PUERTA GRANDE, LE ACONSEJO QUE CAMBIE ÉL CHIPS SI NO LE AUGURO EN SU PROYECTO UN FUTURO MUY NEGRO. SIEMPRE LO MISMO ADEMÁS DE IMPERTINENTE RESULTA CANSINO. Como decía un taurino que felizmente pasó al olvido: ¡Usted siempre meando fuera de la lata! Julio no pretende salir por “la puerta grande, porque no es un asesino de animales. Él tiene la humildad de los que llegan a ser sabios. ¿Quién se cree que es para juzgar su tarea? En la vida de Julio, usted es un cero a la izquierda. Más innecesario que el SIDA, y más impresentable que la caspa. No sabe de nada pero se mete en todo.

“Ahora como buen gramático, persona instruida y leída hasta límites insospechados ande presto a corregirme las faltas ya que carezco de su intelecto”. Pues, si fuese inteligente, se pondría a aprender, ya que conformarse con la mediocridad es de perdedores.
En cuanto a su tonito burlón, me resbala. Tengo formación científica, título universitario. y trece libros escrito.

Salud y suerte

natalia dijo...

Rafa:

Las respuestas anteriores te han argumentado, (mejor de lo que yo podría hacerlo), que el maltrato al toro va más allá de la matanza en las corridas.
Tras leerte detenidamente, sigo opinando que quienes disfrutáis de ello, sois sádicos.

Franiky:

Comprendes que el toro sufre, sin embargo añades un "¿Y qué?"... "la vida no es justa".
Tal vez, consideras que como no participas activamente en otro tipo de injusticias (no maltratas a las mujeres, no asesinas un ser humano..., etc), eso te convierte en una buena persona.

Una sabia amiga me dijo una vez: "Cuanto más consciente eres del dolor de la Vida, más responsabilidad debes tener en evitarlo".
No debemos aceptarlo sin más. La aceptación lo incrementa, lo alimenta, no lo evita.

Intento ser "mejor persona" cada día. No es fácil. A pesar de ello, aún no puedo considerarme una "buena persona". Sé, que podría hacer más.

Es cuestión de nobleza.

Lamento profundamente no saber expresarme mejor para que te llegue mi mensaje.

La Araña Peluda dijo...

Lo que pueda decir cualquier sujeto de esta calaña por más estudios de derecho que tenga y nada es exactamente lo mismo. Van hacia la extinción y lo saben. No podemos permitir que mueran en la cama. Si podemos ayudarles a caminar hacia el barranco y precipitar su fin, tanto mejor.

salu2!

iker gonzalez dijo...

Rafa, soy antitaurino,se puede saber porque hablas sin saber¿?¿ q no se maltrata al animal en san fermines...
MENTIRA. ya que despues del encierro, los torean a la tarde y acaban con la vida del animal q sin haberselo buscado lo maltratan clavandole banderillas y cansandole hasta su muerte.
Si de esta pasta esta echa tu cutura les dais mas razon al pais vasco y a catalunya en querer ser un pais independiente.simplemente para no compartir este tipo de barbaridades.
PD:Si del pais vasco y lo q te estoy diciendo es una opinion general.