sábado, 13 de febrero de 2010

FATIGA COMPASIONAL, el síndrome que planea sobre los animalistas.

. .
El estrés post traumático afecta a las personas que han sido expuestas al sufrimiento
traumático de otros. Esta es una condición psicológica reconocida y atañe sin lugar a
dudas a quienes trabajan en protección animal y experimentan día a día el sufrimiento
animal y el abuso.
.

Afecta también a quienes trabajan con animales en cautiverio y han tenido que presenciar o aplicar la eutanasia, a doctores, enfermeras, personal de los servicios de emergencia, consejeros, trabajadores sociales o miembros del cléro. Casi todos los que han trabajado en el área de protección animal (Particularmente investigaciones, rescates, casos de crueldad y eutanasia) son susceptibles de sufrir estrés post traumático.

El concepto de estrés post traumático ha emergido en la literatura psicológica en los últimos años, y representa el costo de la oportunidad de tratar con personas o animales abusados y trauma tizados. El estrés post traumático es el residuo que queda al haber sido expuestos a situaciones de sufrimiento. Los "profesionales que trabajan bajo estas circunstancias están sometidos no solo al estrés o insatisfacción normal en su trabajo sino también al sufrimiento personal normal".

EL estrés post traumático puede derivar en rendimientos insatisfactorios y una bajísima autoestima. Podría incluso llevar a las personas a alejarse de su trabajo en el área de protección animal. No es lo mismo que el síndrome de Burned Out que discutimos con anterioridad pero podría llegar a causarlo. Quienes lo experimentan pueden también sufrir tensión en su vida perso nal y caer en depresiones clínicas o problemas mentales.

¿QUÉ ES ESTRÉS POST TRAUMÁTICO?

Estrés post traumático es una fatiga emocional y espiritual que invade a la persona imposibilitándole experimentar alegría y compadecerse o preocuparse por los otros.

Puede afectar a quienes han estado trabajando con gran energía por un período prolongado de teimpo pero no han sido capaces de recibir a cambio lo suficiente como para considerar que el mundo es un lugar de esperanza.

Los profesionales que han escuchado o presenciado historias de terror, de dolor o sufrimiento animal pueden sufrir los mismos síntomas simplemente porque les importa. Contradictoriamente es este mismo sentimiento el que acerca a estas personas al trabajo en el área de protección animal. Si en algún momento reconoce Usted estos síntomas de perdida de alegría e incapacidad de sentir y que el trabajo es lo único que le importa, podría estar sufriendo de estrés post traumático.

Como hemos visto, el estrés post traumático no es igual al síndrome de Burned Out. Este último está directamente asociado al estrés causado por el trabajo. Es acumulativo y predecible y casi siempre un cambio en las circunstancias o unas vacaciones contribuyen a aliviar el problema. El estrés post traumático es totalmente diferente, es un estado de tensión y preocupación con el trauma individual y acumulativo de los animales con los que trabajamos, incluyendo el hecho de que el evento se repita o lo tengamos que recordar constantemente. Aunque tiene relación y parecido con el estrés incidental (Ser traumatizado por algo que se experimentó o vió) el estrés post traumático se produce de manera secundaria.

LIDIANDO CON EL SÍNDROME DEL STRESS POST TRAUMATICO.
SÍNTOMAS Y CAUSAS.

Las características del estrés post traumático se pueden confundir con el desorden post traumático que afecta a las personas que sobrevivieron a eventos traumáticos como combates, secuestros, asaltos, etc. e incluyen: Insomnio, irritabilidad, ansiedad, aislamiento, regresiones, sentirse fuera de lugar, etc.

Frank M. Ochberg, psiquiatra de Michigan quien fundó Gift From Within o un regalo desde adentro, una asociación sin fines de lucro dedicada a ayudar a personas que experimentan desórdenes post traumáticos, dice que el síndrome de estrés post traumático inicia cuando “La fuente de la dulzura humana se seca”. Cuando esto sucede es fácil olvidar porque queríamos ayudar (A la agente en primer lugar) Esto puede llevarlos a tomar excesivamente o a tener otras conductas no deseadas.

El síndrome de estrés post traumático se desarrolla a través del tiempo y toma meses, a veces años para aflorar. Básicamente reduce los niveles en los que podemos sentir debido al sobre uso de todas nuestras destrezas para sentir compasión. Esto hace que reaccionemos totalmente diferente a las situaciones de cómo habríamos reaccionado bajo otras circunstancias.

Trabajadores en el área de caridad animal como centros de adopción pueden ser fuertemente impactados por el síndrome de estrés post traumático. Esto contribuye en gran medida al alto nivel de rotación que encontramos en esos lugares.

En estos lugares lidiar con la eutanasia es común. La señora Diane Less Baird, presidenta de la asociación “Ángeles para los Animales” un centro de recolección y educación para dueños de animales en Greenford, Ohio: “Abrazamos tantas de vidas de animales entre nuestros brazos para simplemente sentir como la vida se escapa de ellas” que esto “Se lleva un poco de las nuestras consigo”.

Carol A. Brothers, psicóloga clínica en Annapolis, Maryland, quien conduce talleres especializados en el síndrome de estrés post traumático en centros de recolección de animales a través de los Estados Unidos, dice que es preciso motivar constantemente a los empleados de estos centros para permanecer estoicos cuando apliquen la eutanasia en animales no deseados. Estos empleados tienen menos posibilidades de obtener ayuda de familiares y amigos porque muchas veces no llegan a comprender el nivel de empatía que se desarrolla con los animales en sufrimiento.

PREVENCIÓN

Prevención personal: Prevenir el síndrome de estrés post traumático es realmente la clave. Es mucho más sencillo detenerlo cuando se presenta por primera vez que dejar que se establezca. Usted debe tratar de mantener practicas que le ayuden a preservar su salud mental y tratar de encontrar el balance en su vida. Se debe aprender a dar pero también a recibir. Deje espacio para la relajación y reconfórtese a Usted mismo. Expóngase a situaciones donde pueda ver lo hermoso de la vida, por ejemplo salir de día de campo con sus hijos y realmente disfrutar la experiencia. Algunas veces no podemos prevenir que el síndrome de estrés post traumático ocurra sin embargo practicar algunas de esta técnicas puede reestablecer ese sentimiento de compasión y la energía perdida.

Empleados nuevos: Los gerentes de las organizaciones de protección animal, deben prevenir a sus nuevos empleados de las situaciones a las que podrían enfrentarse y las medidas que deben tomar para evitarlo. Muchos aun no lo hacen aunque tratándose de organizaciones de ayuda a las personas esta si se da con mas frecuencia.

Según Barbara L. Bouton, directora del Centro Bridges, organización establecida en Louisville, Kentucky, asociada a una cadena de hospicios sin fines de lucro, durante la orientación inicial del empleado, los gerentes proveen a sus empleados con información acerca de los diferentes grupos de soporte y motiva que se acerquen a ellos. “Nosotros reconocemos que el síndrome de estrés post traumático es probablemente inevitable en el trabajo que realizamos”, dice.

Establecer estructuras de soporte, dar a los empleados la oportunidad de expresarse acerca de los aspectos emocionales de su trabajo o acerca de sus sentimientos puede ayudar a que el síndrome de estrés post traumático no se presente.

Si un evento traumático ocurre, hable acerca de él. La verdad es que cuando la gente puede mostrar sus sentimientos pueden sobrellevar mejor la situación y tiene mas energía.

Los grupos de soporte pueden determinar mantener cerca a los efectivos con quienes trabajan en el área de la caridad.

Soporte informal, como habitaciones para poder relajarse o lecciones de yoga pueden también ayudar. Algunas sociedades de protección animal organizan almuerzos de relajación para sus empleados y ha demostrado ser una gran idea.

Algunas otras organizaciones han encontrado maneras creativas de aceptar la perdida y seguir adelante. En el Centro Bridges, por ejemplo, los miembros de equipo empiezan con una pequeña reflexión, encienden una vela y leen los nombres de los pacientes que han muerto recientemente pero también incluye momentos chistosos en los que se divierten por medio de chistes, obras de teatro, etc. Realizadas por los mismos miembros del equipo.

Cuando sea posible, las organizaciones deberían considerar rotar su personal después de un periodo largo de exposición. También deberían considerar el auspiciar conferencias con expertos externos sobre el tema.

Adicionalmente, deberían propiciar en sus empelados las actividades que ayudan a disminuir el estrés fuera del trabajo y buscar información de las que hay disponibles en el área para ponerla a disposición de todos.

Debe mantenerse la atención no solo en el trabajo que los empleados realizan sino también en la manera en que lo hacen para poder evitar así el síndrome de estrés post traumático.

La Cruz Roja por ejemplo, fue extremadamente diligente en cuidar del estado emocional de sus voluntarios trabajando en la reunión de las familias separadas por la guerra en Kosovo. Vigilaban la cantidad de cólera que sus empleados demostraban a los refugiados así como la cantidad de veces que se ausentaban del trabajo. Asistían a los bares para ver quien estaba ahí, que tan frecuentemente lo hacían y por cuanto tiempo.

Si el comportamiento de un empleado cambia de modo significativo, se podría persuadirlo de tomar un examen para determinar si se halla bajo la influencia del síndrome de estrés post raumático e inducirlo a buscar ayuda si fuese necesario. Si un empleado necesita ayuda, podemos dirigirlo a un consejero (Que entienda sobre síndrome de estrés post traumático) fuera de la organización donde la consejería se puede llevar a cabo sin temor a la perdida del trabajo.

TRATAMIENTO Y CURA

Charles R. Figley, profesor de la escuela de trabajo social en la Universidad de Florida, que fundó el Instituto de Traumatología, asegura que quienes experimentan el síndrome de estrés post traumático encuentran alivio en simplemente entender que padecen el problema y hallar ayuda. “La gente que experimenta esto es usualmente la mejor y la más brillante y poseen una extra sensibilidad que les expone”, y no darles ayuda apropiada puede dar al traste no solo con los objetivos de la organización sino con los de la misión a largo plazo. “SI no hacemos algo al respecto del síndrome de estrés post traumático vamos a perder mucha gente”.

El paso más importante es reconocer que estamos experimentándolo. Todos tenemos múltiples demandas de energía, algunas positivas, otras negativas. Que requerirán de gran atención física y emocional. Existen también recursos a su alcance para aliviar los sentimientos del síndrome de estrés post traumático.

Primero que todo trate de enfocarse en sí mismo. Antes de cuidar a los otros y ser ensible ante sus necesidades Usted necesita cuidar de sí mismo. Esto puede lograrse de una manera simple; como teniendo el suficiente descanso, poniendo atención a su dieta y sus hábitos recreacionales, cortar las adicciones negativas como la nicotina, el alcohol o la cafeína y recordar que el proceso de sanción toma tiempo así como lo tomó el problema para desarrollarse.

Las vacaciones son recomendables, y las intervenciones restauradoras pueden borrar los sentimientos negativos a fin de que no lleguen al punto de no retorno. Ser transferido a otra unidad temporal o también permanecer puede ayudar. Un trabajo más mecánico y menos orientado al servicio de los animales puede dar a la gente un respiro para así lograr de nuevo el balance y la empatía.

Los profesionales que experimentan el síndrome de estrés post traumático deben ser persuadidos de tomar un descanso. Deben ser motivados a enfocarse en las cosas que han estado haciendo bien y a no sentirse abrumados.

Los éxitos, aunque pequeños, deben celebrarse adecuadamente y recordarse. Este debe ser el enfoque, en lugar de enfocarse en el sufrimiento animal que la organización es incapaz de resolver.

OTROS RECURSOS
Sitios Web
.
Compassion Fatigue, including self test
www.vaonline.org/care.html

Compassion Fatigue Articles
www.vaonline.org/doc_compassion.html

Compassion Fatigue — the Stress of Too Much Caring
www.ace-network.com/cfspotlight.htm

Compassion Fatigue — self test
www.ace-network.com/cftest.htm

How Compassion Fatigue Can Overwhelm Charity Workers
http://philanthropy.com/jobs/2002/03/21/20020321-974239.htm

Overcoming Compassion Fatigue
http://pspinformation.com/caregiving/thecaregiver/compassion.shtml

Libros
Compassion Fatigue: Secondary Traumatic Stress Disorders In Those Who Treat The

.
ENFRENTAR EL SÍNDROME DEL STRESS POST TRAUMATICO
.

Traumatised
Charles R. Figley

Editorial: Brunner-Mazel Publisher
ISBN: 978-0876307595

.
The Master’s Touch: Coping with Compassion Fatigue
Barrie E. Henke
Editorial : Concordia Publishing House
ISBN: 978-0570094340

.
Treating Compassion Fatigue
Charles R. Figley
Editorial: Taylor and Francis Group; (September 2002)
ISBN: 978-1583910535

.

Fuente (Ver "Lidiando con el síndrome de fatiga compasional": http://esextranet.animalwelfareonline.org/recursos/aptitudes_personales/index.aspx .

Colaboración:

TIZIANA CROSARA

Proteccion Uruguay

protectorauruguay@gmail.com

http://masque4patas.blogspot.com

www.animalesdeuruguay.com/blog/

www.anpauruguay.orgwww.animalsmatter.org

Miembro de ANPA -Miembro de WSPA

URUGUAY
.


LOS ANIMALES: EL SILENCIO DE LOS INOCENTES.

.

PUBLICADO POR RICARDO MUÑOZ JOSÉ

http://linde5-otroenfoquenoticias.blogspot.com/2010/02/fatiga-compasional-el-sindrome-que.html (Aquí puedes dejar tu comentario)

7 comentarios:

NoTeSalves dijo...

Gracias Ricardo por compartir esta información. Me he sentido reflejada en muchas de sus frases. Creo que nos ocurre a todos los que nos dedicamos por amor y por justicia a ayudar a los animales no humanos. El desgaste emocional no se puede expresar con palabras, sencillamente hay que experimentarlo. Y cómo no :el desgaste físico, que pasa factura.

Actualmente no trabajo físicamente en la protección de estos indefensos como lo he venido haciendo durante muchos años, en situaciones extremas y aislada de cualquier ayuda exterior. Pero tengo que decir que no me gustaría pasar por la misma experiencia. Nunca borraré de mi corazón y de mi mente tanto dolor. Nunca. Nunca.

Dragon dijo...

Hola Ricardo, gracias por compartir esta info; conozco el sindrome, creo reconocer los sintomas, algunos de mis amigos o conocidos se sienten asi tambien. Es terrible, y lo peor es que no puedes parar, es necesario seguir.
Compartiré este link en face para que mis contactos lo lean.
Un abrazo desde Chile.

Fin Maltrato Animal dijo...

Hola Compañero,

creo que cualquiera de nosotros, al leer este texto, empezamos a buscarnos síntomas de la afección cual hiponcondríacos y sin duda encontraremos más de uno, porque a todos nos igualan nuestra profunda preocupación por la situación de estas criaturas, el comprender y "compartir" su sufrimiento y el hastío, un hastío demoledor e interminable que nos convierte en seres vulnerables y propensos a la rabia, a la desesperación y a la impotencia.

Se citan varias técnicas para prevenirlo y seguro que todas ellas son válidas, pero si me baso en mi experiencia, creo que dos cuestiones son las fundamentales para no arrojar la toalla o caer preso de una peligrosa patología invalidante.

Una de ellas es sentir el apoyo y la comprensión de los que tenemos alrededor. No me refiero ya a los que comparten lucha animalista, que esos son cómplices constantes y los primeros en entender nuestro compromiso, porque también es el suyo. Lo digo por aquellos que tenemos más cerca, familiares, amigos e incluso compañeros. Los que vemos día tras día y cuya percepción real de nuestras inquietudes puede traducirse en aliento o en hilaridad y hasta en intolerancia. Lo segundo se traduce en una sensación terrible de soledad que hace que al final, no sintamos derrotados por ambos lados: la consecuencias del maltrato y la indiferencia o rechazo de los nuestros.

Y por otra parte, creo que pocas circunstancias pueden animar más que comprobar que todo este trabajo vale para algo. Si no existen progresos, si ningún éxito nos proporciona un poco de oxígeno, terminamos ahogados en esa atmósfera cargada de sangre y de padecimiento. Vamos caminando entre miles de cadáveres y ante nuestros ojos, se alza la espantosa certeza de millones de muertes anunciadas. Es imprescindible que de vez en cuando, sintamos que esas sentencias condenatorias quedan para siempre conmutadas por el derecho a la vida de las víctimas.

Apoyo en los seres más cercanos y la certidumbre de que es posible cambiar las cosas. Para mí, pueden contribuir en gran medida a no padecer fatiga compasional.

Un abrazo y Salud Ricardo, gracias por tan valiosa información.

Awaken dijo...

Ricardo, gracias por ponerlo en tu blog...pero yo no puedo ni mirar algunas de las fotos, realmente a veces me siento así!!!

Una abrazo

Kabuto_Kenji - かぶと けんひ dijo...

Hola!!! me han pasado esto por email, la entrada completa, la verdad es que si, es algo mu cierto, puesto que ver dia tras dia, lo que pasa, con los animales, abndonos continuos, maltrato,e incluso ques se emita por tv tortura animal, es algo que no te gusta ver, y la gente que estamos concienciados con este problema lo sufrimos, es la primera vez que me pasom por tu blog, y me ha gustado, me gustaria que nos afiliaramos, o enlazaramos,mi blog http://proteccionanimal-spain.blogspot.com/

Ya me comentas, saludos.

anat3m4 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MUJERCABEZADURA dijo...

Me aterra que es verdad...Hoy leí un articulo donde se atrevian a juzgar lo mal que se veía Brigitte Bardot a diferencia de su contemporánea Elizabeth tailor....ésta última cebada en sí misma, estirada por cirugías y llena de joyas...prefiero a B.B!
desde que soy niña amo los animales...pero sólo hasta ahora me he concientizado de que he estado participando en un crimen permanente, una atrocidad...estoy tan impresionada que me he paralizado...no sé qué comer...vivo en zona rural cerca a BGT en Colombia y se cultiva de todo...suena ideal pero pronto descubrí que TODOS los cultivos están envenenados de tóxicos que en este país son permitidos, voltean la tierra, la arrasan...he visto cultivos de lechugas en un suelo lleno de basura plástica y desde que estoy conciente de no comer nada que tenga ojos, de no consumir leche de vaca y lacteos ( base de mi alimentación ni huevos de granjas donde las hacinan y torturan pues...estoy adelgazando.
No sé si sufro de este sindrome, hace un año estuve colaborando en una supuesta finca donde albergaban 24 perros, 4 gatos y una yegua...fuí timada por advenedizos que usufructuaron mi amor a los animales...ingenuamente entregue mi tiempo y energía las 24 horas al día durante 10 meses como un voluntariado viviendo en una casa de 30mts2 y pagando servicios, hasta que descubrí que esta pareja de mentirosos sacaban provecho económico de estos animales( ella trabaja para la Gobernación de Cundinamarca..) y les importaba tenerme allí más como celadora de su predio que el cuidado de los animales, les rogé que me facilitaran jabón para bañarlos y la mujer siempre se negaba en los 10 meses jamás dejó bañarlos, le preocupaba más el estado de la precarias instalaciones que el bienestar de los animales...fué triste dejar a los animalitos en manos de estos advenedizos, puse queja en la personería pero no pasó nada. Es normal que a nadie le importen los animales...es más la gente nos desprecia por no estar ayudando a los niños abandonados y nos cuestiona nuestra compasión al punto de convertirla en enfermedad...ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON EL ESCRITOR FERNANDO VALLEJO: prefiero a los animales que a los humanos!!!! hagamosle un bien al planeta: no nos reproduzcamos!!!!